viernes, 12 de agosto de 2022

Ilustración
Francesc Badia
Viernes 19 del tiempo ordinario
Texto del Evangelio
Mt 19,3-12
Dícenle: «Pues ¿por qué Moisés prescribió dar acta de divorcio y repudiarla?». Díceles: «Moisés, teniendo en cuenta la dureza de vuestro corazón, os permitió repudiar a vuestras mujeres; pero al principio no fue así».
Comentario del Evangelio
Hoy algunos fariseos le quieren poner una trampa a Jesús. Pero con el tema del divorcio no hay bromas que valgan. La dureza de corazón, es decir, el egoísmo acaba aprobando el divorcio. ¡Un corazón noble no necesita divorcios! —Puesto que Jesús no permite ligerezas con el matrimonio, nos da una norma para elevar el nivel: si un esposo no ama a su esposa (o viceversa) con corazón noble y generoso, también comete adulterio (está abusando de la otra persona).

Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Acepto