domingo, 25 de junio de 2017

Ilustración
Pili Piñero
Domingo XII (A) del tiempo ordinario
Texto del Evangelio
Mt 10,26-33
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus Apóstoles: «No tengáis miedo a los hombres. Pues no hay nada encubierto que no haya de ser descubierto, ni oculto que no haya de saberse».
Comentario del Evangelio
Hoy Jesús nos transmite esperanza. A veces hay mucho ruido en el mundo: en la calle, en la televisión… Frecuentemente, mucho ruido acompañado de malas noticias. Y todo eso nos asusta. Dios, en cambio, actúa al revés: poco ruido y mucho bien. ¿Te acuerdas de Herodes? Mucho ruido y nada bueno. No consiguió nada. ¿El gobernador Pilatos?… —Herodes se acabó, Poncio Pilatos se acabó… Aquí quien reina es Jesús, el eterno Dios. ¡Si rezas, le oirás!

Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Acepto