miércoles, 17 de abril de 2024

Lo que cuenta es tener el corazón limpio; no la apariencia externa

Lo que cuenta es tener el corazón limpio; no la apariencia externa
Ilustración
Pili Piñero
Puzzle
Jugar
Trivia
de preguntas
Martes 28 del tiempo ordinario
Texto del Evangelio
Lc 11,37-41
Mientras Jesús hablaba, un fariseo le rogó que fuera a comer con él; entrando, pues, se puso a la mesa. Pero el fariseo se quedó admirado viendo que había omitido las abluciones antes de comer.
Comentario del Evangelio
Hoy el Maestro, que no tiene manías, está comiendo con un fariseo. Jesús es amigo de todos. Y, como buen amigo, no se calla las cosas y denuncia los vicios: «Vosotros, los fariseos, purificáis por fuera la copa y el plato, mientras por dentro estáis llenos de rapiña y maldad». —Esta denuncia sigue vigente también para nosotros. ¿Nosotros?. ¡Pues sí! He aquí algunos de nuestros deportes favoritos: “lo políticamente correcto”, “tirar la piedra y esconder la mano”… El “cómo” sin importar el “qué”. ¿Te suena?

Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Acepto