viernes, 1 de marzo de 2024

Curación del paralítico en la piscina Probática

Curación del paralítico en la piscina Probática
Ilustración
Pili Piñero
Puzzle
Jugar
Trivia
de preguntas
Martes 4 de Cuaresma
Texto del Evangelio
Jn 5,1-3.5-16
Jesús, viéndole tendido y sabiendo que llevaba ya mucho tiempo, le dice: «¿Quieres curarte?».
Comentario del Evangelio
Hoy el milagro “funciona” de otro modo. El paralítico está ahí tirado, desde hacía 38 años. ¡Pobre desgraciado! Incapaz de nada. Jesucristo se anticipa y le pregunta. El enfermo explica lo que le pasa, pero ni siquiera pide su curación… No se le pasa por la cabeza. ¡Tantos años! Esa situación triste remueve las entrañas del Cristo-Dios… —¡Así está la humanidad!: paralítica y enferma de “pecado original”. A veces ni lo pensamos. Estábamos desde hacía tiempo “tirados”, en estado lamentable. Nada podíamos hacer. Ni se nos pasaba por la cabeza que Dios pudiera curarnos. Pero Él tomó la iniciativa y dio su propia vida por nuestra salud.

Nuestra página utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación

Acepto